Museo Nacional del Prado

Si estás planeando visitar el Museo Nacional del Prado aquí te contamos todos los detalles, para que disfrutes la experiencia al máximo.

En este artículo encontrarás todo lo que debes saber sobre el museo: horario, entradas, ubicación y mucho más. Además, te nombramos algunas de las piezas más destacadas de la enorme colección del museo.

¿Vas a estar más de un día en Madrid? entonces te interesa este artículo: Los mejores tours y actividades para hacer hoy en Madrid.

Pero antes de comenzar con nuestra visita por el Prado, desde escapadalowcost.com, queremos recomendarte un alojamiento perfecto para tus vacaciones en Madrid.

Hotel recomendado para dormir cerca del Museo Nacional del Prado

Si quieres hospedarte cerca del Museo del Prado hay buenas opciones de alojamiento. Un hotel que te recomendamos porque, aparte de estar muy cerca del museo, cuenta con buenas instalaciones, y es:

Hotel Mexico Madrid

El hotel México se encuentra a tan solo 250 m del Museo del Prado. Puedes ver la ubicación en el mapa que te hemos dejado más abajo.

Además de tener una ubicación estupenda, cuenta con unas habitaciones muy confortables e insonorizadas donde podrás descansar sin perturbaciones.

Tiene: Wifi, parking y su recepción está abierta las 24 horas.

Ver precio y fotos del hotel México

¿Qué ver en el Museo Nacional del Prado?

El Museo Nacional del Prado es un auténtico paraíso para los amantes de la pintura y visitarlo es algo que todos debemos hacer al menos una vez en la vida.

Se trata de una institución que cuenta con más de 8.000 pinturas y 9.000 dibujos.

Además de esculturas, armaduras, medallas, monedas y otros objetos preciosos y de gran valor histórico y artístico, que en conjunto suman más de treinta y cinco mil piezas.

Sí, hay mucho que ver en esta sala de arte y en este apartado te detallamos algunas de las piezas imprescindibles:

  • El caballero de la mano en el pecho

El Greco

Este, más que un cuadro es en un símbolo.

El caballero de la mano en el pecho es la representación gráfica de los ideales relacionados con lo caballeresco.

Fue pintado por el Greco y es uno de los cuadros perteneciente a la colección, que no puedes dejar de ver en el Museo del Prado.

  • El descendimiento de la cruz

El Descendimiento. Prado

El descendimiento de la cruz es una obra pintada en oleo sobre una lienzo por Rogier van der Weyden y está considerada su mejor obra.

No se conoce la fecha exacta en la que fue realizado el cuadro, pero se cree que fue pintado antes de 1443.

  • Las hilanderas o la fábula de Aracne

Las Hilanderas museo del Prado (1)

Esta pintura es perfecta para acercarse a la obra de Diego Velázquez puesto que la obra es una demostración magistral de sus habilidades pictóricas y, además, es una pieza cargada de elementos simbólicos y referencias mitológicas. Un lienzo que sin duda, merece un puesto de honor en la colección de la galería.

  • Las meninas

Las Meninas

Las meninas es la obra más conocida de Velázquez.

El cuadro representa una escena donde, en un primer plano se encuentra la infanta Margarita Teresa de Austria acompañada de otros personajes.

De toda la historia del arte: las meninas es uno de los cuadros que más se han estudiado por especialistas de distintas áreas.

La precisión fotográfica de la pintura asombra y sí, tienes que vivir la experiencia de contemplarla de cerca, aún más.

Las Meninas de Velázquez es la pieza que no se puede dejar de ver en el Museo del Prado. Es un imprescindible entre los imprescindibles.

  • El jardín de las delicias

El Jardín de las Delicias

De todas las obras pintadas por El Bosco, esta es una de nuestras favoritas, y es un cuadro frente al cual podríamos pasar horas, sin exagerar, admirando cada uno de los detalles que lo componen.

Esta pintado sobre una pieza de madera grande y central y dos laterales más pequeñas que forman un perfecto tríptico en el que se observan varias escenas.

Lo que fascina del jardín de las delicias es que cada una de las escenas está ocurriendo en simultaneo y uno apenas puede conformarse con verlo todo en su conjunto, y perderse en los detalles, o acercarse escena por escena y detallar todo cuanto se pueda.

  • Las tres gracias

Las Tres Gracias

Las Tres Gracias es una pintura de Rubens que se dice fue pintada del año 1636 hasta el 1639.

La obra representa a las tres hijas de Zeus conocidas como las tres Gracias: Aglaya (Belleza), Eufrósine (Júbilo) y Talia (Abundancia).

Además, puede observarse a Cupido en la esquina superior derecha del cuadro.

¿Por qué destaca esta obra?

Por el uso de los colores, por la composición y, por la magistral representación de la fisionomía. Es que la piel y los distintos detalles de la anatomía de cada una de las Gracias están tan bien plasmados que da la impresión de que las tres damas en realidad tuvieran vida.

  • El triunfo de la muerte

EL triunfo de la Muerte

Pieter Brueghel el Viejo fue quien pintó esta escena sobre lienzo usando oleos.

La pintura representa un escenario apocalíptico y tenebroso en el que unas figuras cadavéricas persiguen y quitan la vida a quien encuentren a su paso.

Se trata de una pintura del siglo XVI que sorprende porque bien podría ser usada como portada para un libro de ciencia ficción post apocalíptica y futurista.

Es otra de las obras maestras que no se puede dejar de ver en el Museo del Prado.

  • El fusilamiento de Torrijos

El Fusilamiento de Torrijos

Este es un cuadro del tipo histórico, pintado por Antonio Gisbert Pérez, la obra está inspirada en el fusilamiento del general Torrijos y 48 de sus acompañantes.

El fusilamiento ocurrió el once de diciembre de 1831 en las costas de Málaga y la pintura retrata el instante en el que los prisioneros son preparados por unos monjes antes de ser fusilados.

El cuadro es de una crudeza y un realismo que impacta y es una invitación a la revisión y el estudio de nuestra historia.

  • Agnus dei o cordero de Dios

Cordero de Dios de Zurbarán

Francisco de Zurbarán es conocido por su capacidad para pintar bodegones y naturalezas muertas. Y eso queda demostrado en una de sus obras más famosas: el agnus dei.

En la pintura se ve a un cordero con las patas atadas dispuesto para el sacrificio y nada más.

Del cuadro destaca la precisión y el nivel de detalle con el que está pintada la lana del animal, sus cuernos y la pose que evoca una serie de sentimientos distintos según el espectador, es un cuadro no apto ni para vegetarianos y ni animalistas.

  • Las majas de Goya

La Majas de Goya

Francisco de Goya es uno de los grandes pintores de todos los tiempos, y no hablamos solo de España, sino del mundo.

Su obra es amplia y variada, pues no solo hizo pintura, sus dibujos y, en especial sus grabados, son, en una palabra: magníficos.

Pero de todas sus obras la más conocida, sin duda, es la maja desnuda.

La obra en cuestión está llena de polémica y se han tejido muchas especulaciones acerca de quién es la dama del cuadro.

En el Museo del Prado tendrás la oportunidad de admirarla junto a la maja vestida, que es la misma mujer en la misma pose, solo que está vez con menos piel al descubierto.

  • Bodegón de caza, hortalizas y fruta

Juan Sánchez Cotán

Este cuadro de Juan Sánchez Cotán está considerado como uno de los primeros en su estilo que se pintaron en España, y en Europa, y ya por eso merece acercarse a contemplarlo.

En el lienzo se observan algunas aves y unos cuantos vegetales plasmados con maestría.

  • Adán y Eva

Adán y Eva de Alberto Durero

Esta representación de Adán y Eva hecha por el pintor germano Alberto Durero tiene que incluirse en cualquier lista sobre las grandes obras del Museo del Prado.

Se trata de una pintura al óleo sobre madera y destaca no tanto por el realismo de sus protagonistas sino más bien por sus formas altamente estilizadas.

¿Dónde está ubicado el Museo Nacional del Prado?

En este mapa, además de la sala de arte, también encontrarás otros puntos de interés turístico cerca de allí, así como nuestro hotel recomendado: Hotel México.

El Museo Nacional del Prado se ubica en el número 23 de la Calle Ruiz de Alarcón, 28014 Madrid.

Su número de teléfono es el: +34 913 30 2800.

¿Cómo llegar al Museo Nacional del Prado?

Si seguro ya sabes que el Museo del Prado se encuentra en la Calle Ruiz de Alarcón, en el Edificio Villanueva del Paseo del Prado, pero aquí te contamos cómo puedes llegar hasta él, sin importar que medios de transporte utilices o donde te encuentres:

  • Cómo llegar en autobús

Para llegar al Museo Nacional del Prado puedes tomar un autobús de las líneas: 9, 10, 14, 19, 27, 34, 37 y 45.

Puedes bajarte en Atocha y hacer el camino andando hasta el museo; desde Atocha hasta el Museo hay cerca de un kilómetro y es una caminata que se disfruta puesto que recorrerás el Paseo del Prado, que es uno de los atractivos de la zona.

De igual forma, puedes bajarte en la Plaza de Cibeles, admirar la fuente y caminar hasta el Museo: el trayecto es de menos de un kilómetro.

  • Cómo llegar en metro

Para llegar al Museo Nacional de Prado en metro puedes tomar el metro de la línea uno (1), línea azul celeste, y bajarte en la estación Antón Martín. De la estación Antón Martín al museo del Prado hay poco más de un kilómetro, de forma que andando llegarás en 5 minutos.

Otra opción, si viajas en la línea uno, es parar en Atocha y seguir andando y disfrutar del paseo que te tomará cinco minutos más o menos.

Existía otra opción para llegar a la galería de arte usando el metro, tomando la línea dos (2), línea roja, la estación más cercana al museo es el Banco de España.

  • Cómo llegar en coche

Si quieres llegar en coche al Museo del Prado debes aparcar en alguno de estos lugares que te detallamos a continuación: Parking Montalbán, en la calle Montalbán; Parking plaza de Las Cortes, ubicado en la Plaza de las Cortes; Garaje Ronda de Atocha, en el número 10 de la Ronda de Atocha.

Los tres son aparcamientos cubiertos.

  • Cómo llegar desde el aeropuerto Barajas-Adolfo Suárez

Si estás en el aeropuerto de Barajas y quieres llegar al Museo del Prado, entonces puedes tomar un bus de la línea 101 o el bus de la línea 200.

Otra opción sería tomar el metro viajando por la línea 8 que llega hasta la estación Nuevos Ministerios y de ahí tomar un tren de los que cubren la ruta Nuevos Ministerios – Atocha como los de la Línea C1.

  • Otro punto de referencia para llegar al museo del Prado

Si quieres llegar al Museo del Prado andando, un buen punto de referencia es la Puerta del Sol, desde ahí el museo está a pocos minutos subiendo por la calle Carrera de San Jerónimo.

¿Cuál es el horario del Museo Nacional del Prado?

horario del museo del pradoEl horario del Museo Nacional del Prado es el siguiente:

De lunes a sábado abre sus puertas desde las 10:00h hasta 20:00h.

Los domingos y días festivos abre desde las 10:00h hasta 19:00h.

El museo cierra sus puertas los días:

  • 1 de enero.
  • 1 de mayo.
  • 25 de diciembre.

Algunos días el museo trabaja con un horario reducido que va desde las 10:00h hasta la 14:00h, estos días de horarios reducidos son:

  • El 6 de enero.
  • El 24 de diciembre.
  • El 31 de diciembre.

También cuentan con un horario gratuito, por lo que, si visitas el museo a ciertas horas puedes entrar gratis. Las horas de entrada gratuita del Museo Nacional del Prado son:

  • De lunes a sábado desde las 18:00h hasta las 20:00h.
  • Los domingos y días festivos desde 17:00h hasta las 19:00h.

Debes tener en cuenta que:

  • Permiten la entrada al museo hasta treinta minutos antes de la hora del cierre.
  • Comienzan a desalojar a los visitantes diez minutos antes de la hora de salida.

¿Cuánto cuesta la entrada al Museo Nacional del Prado?

La entrada general al Museo Nacional del Prado cuesta 15 euros.

La entrada reducida tiene un precio de 7,50 euros, esta entrada a mitad de precio es para:

  • Personas mayores de 65 años.
  • Los visitantes miembros de familias numerosas que quieran conocer el museo juntos.
  • Personas que presenten el carnet joven.

La entrada es gratuita para:

  • Personas con menos de 18 años.
  • Estudiantes de menos de 25 años.
  • Personas con discapacidad.*

*Las personas con alguna discapacidad, que presenten la debida documentación oficial referida a la discapacidad, pueden entrar gratis al museo, y, si esta persona precisa de un acompañante, este también puede entrar gratis.

Dos horas antes del cierre las entradas para las exposiciones temporales se venden a mitad de precio.

Aunque nosotros siempre recomendamos la compra de las entras online, y a ser posible con guía, porque de lo contrario te perderás muchos detalles y anécdotas tanto de los cuadros, como del propio edificio.

Historia del Museo Nacional del Prado

Museo del Prado

Los orígenes del Museo Nacional del Prado se remontan a 1819, cuando se inaugura en noviembre de ese año el Museo Real de Pinturas en el edificio diseñado por el arquitecto Juan de Villanueva.

En un principio este era un espacio donde se exhibían las obras de arte pertenecientes a la corona y no es, sino hasta el año 1920, que la institución adquiere su carácter de Museo Nacional.

Las colecciones del Prado fueron aumentando con las piezas provenientes de otros museos, tales como el Museo de Arte Moderno del cual se traspasó todo el patrimonio al Prado, con la excepción de las obras más recientes.

Resulta curioso pues desde finales del siglo XIX hasta principios del siglo XX la institución se mantuvo un tanto descuidada. Claro que ese estado de descuido pertenece al pasado y hoy el Prado es uno de los Museos más importantes del mundo.

Lugares turísticos cerca del Museo Nacional del Prado

Cerca del Museo del Prado se encuentran varias lugares de interés turístico, te enumeramos algunas de nuestras favoritas, pero en la zona se encuentran suficientes espacios de interés que dan como para al menos una semana de visitas.

  • Paseo del Prado

Paseo del Prado

Es posible que antes de entrar al museo te hayas entretenido unos minutos en este paseo.

Se trata de una camino arbolado con mucha historia pues existen referencias que indican que los árboles dispuestos en hileras ya habían sido sembrados en el siglo XVII.

Durante algunos años el proyecto se convirtió en una zona con un espacio de distracción y cultura, Carlos III lo denominaba Colina de las Ciencias.

En la actualidad, alrededor del paseo se encuentran importantes museos tales como:

  • El Museo Thyssen-Bornemisza.
  • El Museo del Prado.
  • El Museo Reina Sofía.

Y es un espacio perfecto para disfrutar de las tardes primaverales o veraniegas de Madrid bajo la sombra de los árboles.

  • Fuente de Neptuno

Fuente de NeptunoNeptuno es una fuente de dimensiones monumentales, construida en un estilo neoclásico que rinde tributo al dios de los mares de la mitología.

De la fuente, destacan precisamente, la imagen del dios con el tridente en una mano y una enorme serpiente en la otra. Neptuno está de pie sobre un carro tirado por caballos.

Esta fuente es muy conocida por ser el espacio donde los fanáticos de Atlético de Madrid se reúnen para celebrar los triunfos del equipo.

  • La fuente de Cibeles

Fuente de Cibeles

Esta es nuestra fuente favorita de Madrid, La Cibeles, que también formó parte del proyecto de Carlos III de modernizar a la ciudad.

Destaca la imagen de la diosa de la Madre Tierra sentada sobre un carro que va tirado por dos leones.

Es uno de los lugares que no se puede dejar de visitar en Madrid.

Al tratarse de un espacio público no hay que pagar entrada para admirarla.

Quizá te interese saber que, si los fanáticos del Atlético de Madrid celebran en la fuente de Neptuno, los del Real Madrid, lo festejan en La Cibeles.

  • Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Museo Reina Sofía

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, aparte de encontrarse cerca del Museo Nacional del Prado, es un museo fascinante al que bien podríamos dedicarle una entrada inmensa.

Si bien el museo Reina Sofía, es de creación reciente pues fue inaugurado en 1992, se ha convertido en un espacio importantísimo y un referente, donde se encuentran obras tales como:

  • El Guernica de Pablo Picasso.
  • La casa de la palmera de Joan Miró.
  • Los carteles de Martin Kippenberger.
  • Matisse de día, Matisse de noche de Carlos Alcolea.
  • El rostro del gran masturbador de Salvador Dalí.
  • EL Guernica cortado del Equipo Crónica.

El museo se especializa en arte contemporáneo, pero no hay que ser un entendido en la materia para disfrutar el recorrido.

La mejor idea es hacer una visita guiada al Museo del Prado

Como te hemos comentado más arriba, la mejor idea que puedes tener es realizar un tour o una visita guiada con una persona experta en la materia. De esta manera, aprovecharás mucho más el tiempo, y saldrás de allí conociendo muchas anécdotas interesantes.

Si después de visitar este centro de arte y los otros lugares que te hemos recomendado, te sigue sobrando tiempo, entonces te interesa echar un vistazo a este post: Cosas que ver en Madrid en un día.

Cuando vayas de visita al Museo Nacional del Prado, además de admirar las obras de la pinacoteca, las esculturas y el resto de las piezas, también podrás descansar y tomarte algo en su cafetería.

En el museo no permiten hacer fotos, al menos en su interior, por lo que no necesitará cámara.

Otros sitios turísticos de la capital madrileña:

Reseña Panorama
Lo mejor del Museo del Prado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here